Paseo de Gracia, paseo

Publicado el 20 enero 2015
Archivado en Josep | Comentarios desactivados en Paseo de Gracia, paseo

El Paseo de Gracia es una de las Avenidas más importantes, largas y caras de España. Se encuentra localizada en el Ensanche Barcelonés, en la cosmopolita ciudad de Barcelona y une la calle Mayor de Gracia con la Plaza de Cataluña.

Originariamente, este paseo era llamado el Camino de Jesús y no tenía nada en común con lo que es hoy, aparte de su localización. Con huertos a ambos lados del camino, comunicaba el municipio de Gracia con la ciudad de Barcelona. En 1821 comenzaron la remodelación y urbanización del camino, aunque pocas semanas después hubieron de detenerlas debido a las grandes epidemias que se extendieron por la ciudad en aquella época. Tres años después, se retomaron al mando del marqués de Campo Sagrado, en el contexto político de un nuevo régimen absolutista. Tras tres años de obras, en 1827, el paseo fue inaugurado y, desde entonces, se convirtió en un punto de reunión y paseo para la más alta aristocracia de la ciudad que acudían allí para montar a caballo o sentarse en los cafés, restaurantes o teatros que poblaban la zona. Debido probablemente a la gran afluencia que comenzó a tener esta avenida, muchas casitas unifamiliares con jardín fueron edificándose en los alrededores, que con la llegada de la burguesía y el boom comercial de la zona, fueron sustituidos por altos edificios y locales en los que se desarrollaron diversos negocios.

Hoy día está repleta de comercios, importantes edificios modernistas y negocios. Entre su variopinta arquitectura modernista reformada y ampliada entre 1900 y 1914, destacan las obras de grandes arquitectos como Antoni Gaudí, Lluís Domenech i Montaner, Josep Puig i Cadafalch,… tales como la casa Milá o la casa Batlló, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, en 1906, el arquitecto Pere Falqués i Urpí, diseñó las hermosas farolas que se sostienen sobre enrevesadas rejas negras que pueblan, alumbrando, toda la Avenida. Para llegar se puede tomar el metro y bajarse en la parada Diagonal o Paseig de Grácia, así como usar el autobús público o el tren. A partir de ahí, todo lo que queda es disfrutar de esta hermosa y abarrotada avenida, llena de vida y color.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.