Bodegas y prisiones

Publicado el 24 Agosto 2013
Archivado en Uncategorized | Comentarios desactivados en Bodegas y prisiones

 

Sobre un banco de la plaza Folch i Torres hay un grupo de indigentes que se pasan ansiosamente un brik de vino barato. Parecen sacados de un cuadro de Velázquez, bajo los árboles que motean sus siluetas con jirones de luz. Están situados frente a lo que fue un quiosco hoy desaparecido, junto a las escaleras que por la calle Lleialtat se adentran en el también desaparecido barrio Chino. Al otro lado hay una vieja casa de vecinos —seguramente de finales del siglo XIX—, con una publicidad de cerámica adosada a su fachada: “Anisados, vinos generosos” y “Alcoholes, coñacs, licores”. Mucho más grande, sobre una sugerente farola, asomada a lo que fue oscura y tétrica calleja, medio oculta por las ramas de los plataneros se puede leer: “Anís, ron, coñac, licores, alcoholes Antich”. La empresa que se anuncia tampoco está, desapareció engullida por otra más grande. Pero queda este fabuloso reclamo.

La Antich SA fue fundada en 1850 como destilería de aguardientes y almacén de licores. Entonces había ocho destiladores en Barcelona, como Andrés Ansaldi, Pujals o Juan Torras. Juan Antich tenía su local en la calle Pujades de Poblenou. En aquella primera fábrica, su hijo Antonio Antich obtuvo un premio en la Exposición Internacional de Viena de 1903. La empresa crecía y necesitó un nuevo accionista, pasando a ser la Antich y Matheu SA con nueva sede en la calle Rocafort. Allí fabricaban alcoholes puros y rectificados especiales para clínicas, laboratorios, farmacias y perfumerías. Pero pronto tuvieron problemas con el fisco, lo que les llevó a un largo pleito que rompió su relación de asociados. En 1909 les fueron encontrados casi un millón y medio de litros de alcohol sin declarar, escondidos en un almacén que comunicaba a través de una tubería con su fábrica. Finalmente, en 1916 fueron obligados a pagar cerca de trescientas mil pesetas, más la multa correspondiente.

 

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.